Pronunciamiento – La vida y la muerte

Hay tiempos donde la vida y la muerte están fuertemente ligadas como si fueran una. Pero la vida y la muerte no pueden prestarse a confusión.
Cuando se arranca la vida y en el mismo gesto se oculta la mano que mató, y cuando con saña se proclama que los cuerpos de los pibes chorros están mejor en la cárcel (muertos) que en otro lugar, o cuando se acusa de terroristas a quienes defienden sus derechos constitucionales preanunciando y justificando más violencia, estamos ante una ligazón entre vida y muerte (como si fuesen una sola) que es preciso desligar, sobre la que es necesario intervenir, sobre la que queremos tener poder de acción.